Parejas con diferente peso

Una de las mayores dificultades que se encuentran los clientes cuando buscan un colchón nuevo es cuando comparten el lecho. Dos personas que duermen juntas no tienen por qué compartir las mismas necesidades con respecto al descanso, ni siquiera tienen porque tener pesos o alturas similares.

La diferencia de peso es una de las principales problemáticas con las que nos podemos encontrar de cara a la elección de un colchón. ¿Qué elegir? ¿la firmeza de los muelles para la persona más pesada? ¿la adaptabilidad del HR para la más ligera pero con problemas de lumbares? Por ello debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Un colchón con independencia de lechos. Así los movimientos de uno no perturbarán el descanso del otro.
  • Un colchón que ofrezca una buena adaptabilidad a los puntos de presión de cada durmiente, consiguiendo una superficie de descanso más acogedora.
  • Un colchón altamente transpirable, que permita la libre circulación del aire, evitando la acumulación de humedad.

Normalmente las mejores opciones para personas con sobrepeso suelen ser los materiales viscoelásticos (Colchones con Tecnología Sin Muelles) altamente adaptables, o colchones de muelles combinados con material viscoelástico (Colchones con Tecnología Mixta) para que tengan la firmeza y adaptabilidad necesarias. En parejas donde la diferencia de peso es notable debe primar la independencia de lechos en la elección para que la persona más ligera no termine despertándose en cada movimiento de su acompañante o rondando hacia el lado más inclinado de la cama.